Stickys, cuadros para pegar

Nuestros Stickys son resistentes y muy ligeros, preparados para que puedas pegarlos directamente a la pared sin tener que hacer agujeros. Colócalo en la pared y si ves que no está recto o decides cambiarlo de lugar, puedes despegarlo y reposiconarlo donde más te guste. Cuando ya esté en su sitio definitivo, presiona el cuadro por están los adhesivos para fijarlo fuerte. 

En superficies como la cerámica, mármol, azulejos y similares, podrás despegarlo sin problemas después de varios años sin dañar ni el cuadro ni la pared. En paredes pintadas (incluso con getelé) o empapeladas, se instalan sin problemas pero depende de las manos de la pintura y de la calidad del papel, puede rasgarse al intentar despegar el cuadro después de un tiempo.


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados